Cómo empezar a correr después de las vacaciones

El retorno al running después de las vacaciones debe ser progresivo. No puedes correr al mismo ritmo e intensidad con la que corrías antes de dejarlo por última vez.

1. Empieza despacio y de forma progresiva para que se produzca una adaptación, corriendo solamente tres veces por semana para que puedas recuperar tu estado de forma sin lesionarte.
2. Olvídate por el momento de mirar el reloj o el pulsómetro.
3. Realiza un buen calentamiento y ejercicios de estiramiento antes de empezar a correr. Un trote muy suave o incluso andando rápido los primeros 5 minutos. También podemos mover articulaciones como los tobillos, rodillas y cadera, con movimientos suaves y circulares.
4. Haz rodajes suaves. Sesiones de 20-30 minutos, corriendo con un trote ligero que nos permita hacer la sesión completa sin una fatiga apreciable.
5. Si nos cuesta mantener el ritmo los primeros días, podemos alternar andar y correr.
6. Cuando ya tengamos un rodaje de 3-4 semanas, saliendo tres días a la semana ya podemos aumentar nuestros entrenamientos en 3-5 semanales, dependiendo de nuestro estado de forma.
7. Al acabar la carrera disminuiremos poco a poco la intensidad para facilitar la recuperación acabando la sesión de carrera andando los últimos tres minutos.
8. Aunque estamos en septiembre, sal a correr cuando se ponga el sol. Las temperaturas serán más ligeras y agradables. Si no es posible por el tema de horarios, utiliza protector solar y unas buenas gafas de sol.
9. No te olvides de estar bien hidratado antes y después de salir a correr.