La actividad física tiene muchos beneficios. Es buena para la salud y también para el físico. Esta combinación ayuda a potenciar la autoestima de todas aquellas personas que practican cualquier tipo de deporte.

Llevar una vida sedentaria sin llegar a los mínimos de actividad física recomendada (al menos, 20 minutos de ejercicio al día) perjudica nuestra salud. Es posible que todavía no hayas encontrada tu deporte adecuado y por ello no te encuentres motivado.

Existen muchos deportes entre los que elegir. Deportes diferentes requieren habilidades diferentes, de modo que tal vez quieras probar varios deportes distintos para poder encontrar uno que vaya contigo.

Evidentemente, todo dependerá de diferentes elementos y condiciones a tener en cuenta antes de la elección: por ejemplo, nuestro estado de salud, si tenemos algún tipo de lesión o problema muscular, nuestros gustos personales, y nuestra propia capacidad física.

Aquí te dejamos algunos deportes que puedes probar:

caminar; parece convertirse en una de las mejores opciones cuando se comienza a practicar ejercicio físico, fundamentalmente porque no requiere de mucho esfuerzo, no es un deporte de alto impacto y es sumamente sencillo de practicar. Eso sí, para aportarnos beneficios reales lo más aconsejable es optar por caminatas de media hora a una hora, dos o tres veces por semana, y hacerlo a ritmo acelerado.
el running; es un deporte que a menudo gusta a los solitarios. Te permite pensar en tus cosas, o simplemente despejarte la mente, sin seguir una clase o un montón de ejercicios en los que debes concentrarte. Si optas por ir a correr, debes tener en cuenta que es considerado como un deporte de alto impacto, de forma que si no estás lo suficientemente preparado te puede causar lesiones como fracturas, esguinces o desgarros musculares.
nadar; es otra opción aconsejable, pero se recomienda empezar a practicarla bajo la ayuda/supervisión de un monitor, el cual nos asesorará y nos indicará si lo estamos haciendo bien o no.
spinnig; este es un deporte para los más activos y fuertes. Si te gustan los deportes exigentes, en los que notas grandes resultados, pero en los que el esfuerzo también es significativo, el spinning será tu deporte. Gastarás muchas calorías, y con la música te divertirás.
ciclismo; si prefieres salir por montaña o carretera, opta por el ciclismo. Puede ser individual o colectivo. Sólo una hora de bicicleta quema más de 500 calorías, dependiendo de la inclinación y de la velocidad. Es una excelente forma para conseguir que tu ritmo cardíaco mejore. Por otra parte, al montar en bici no ejercemos presión sobre las articulaciones, por tanto, es un deporte de bajo impacto.
ioga; esta disciplina es perfecta para las personas más tranquilas y espirituales. Tus niveles de estrés bajarán, y podrás encontrarte en un mejor estado de salud en todo momento. Además, te ayudará con otras disciplinas.
zumba; ideal para a quién le guste bailar y no pueda con los deportes que se basan en el esfuerzo y en las repeticiones, como el fitness. Es un deporte que te ayuda a mejorar tu coordinación, y con el que te divertirás muchísimo.
fitnees; dentro del gimnasio siempre encontrarás máquinas de fitness de todo tipo, como la elíptica o las bicicletas estáticas. También tienes muchos aparatos para realizar pesas y levantamientos.

Puedes practicar este tipo de deportes a nivel competitivo o simplemente para pasártelo bien. Anímate!