Miramos constantemente pantallas ¿Nos pasa factura?

Cuantas más horas pasamos delante de una pantalla  mayor es la fatiga visual, es un  malestar físico que sufren muchas personas a consecuencia de la exposición al espectro lumínico que emiten las pantallas de los dispositivos electrónicos. Básicamente esta luz se produce por la emisión de la pantalla con los pixeles.  Es muy importante llevar a cabo una serie de medidas de higiene digital.

Visión borrosa tras estar mirando a una pantalla,  sequedad de los ojos, ojeras… Son algunos de los síntomas por la fatiga visual digital.

 

pantalla-luz

¿Puede la fatiga digital ser un problema?

Con el uso de las pantallas y el tiempo, a la larga aparecen todo tipo de problemas. Estas situaciones pueden agravarlos aún más:

  • Si ya tienes un problema de visión.
  • Mirar fijamente más de un tipo de pantalla a lo largo del día, televisión, consolas, ordenadores, tablets…
  • No mantener una distancia de seguridad.

Con la edad y la presbicia también surgen problemas. Lo verdaderamente importante es aprender a evitar la fatiga visual.  Hay buenas prácticas que ayudan a evitar que dañemos nuestros ojos.

  • Limpia con frecuencia el polvo de tu pantalla.
  •  Ocho horas para descansar la visión
  • Cuida de tu visión con productos como las lágrimas artificiales
  • Coloca el monitor a la distancia apropiada
  • Reduce el brillo de la pantalla

Siguiendo estos consejos reduciremos la fatiga visual, previniendo así las lesiones en nuestros ojos