Las gafas en 3D

El cine en 3D nos ha traído increíbles películas con éxitos sin precedentes. Pero, ¿Cómo funcionan las gafas 3D?

Prácticamente todas las grandes ciudades del mundo disponen de alguna sala de proyección de películas tridimensionales. El cine 3D resulta una atracción irresistible para el público deseoso de aventuras e inmersión.

Desde las típicas gafas de dos colores, conocidas como anaglíficas hasta las innovadoras gafas activas, las gafas 3D nos han permitido disfrutar de increíbles películas como Avatar o incluso Titanic.

Gafas 3d

Todos aquellos que usamos gafas hemos experimentado la incomodidad de tener que poner sobre nuestras lentes unas gafas 3D, por suerte las llamadas gafas pasivas son mucho más ligeras que las gafas activas. Las películas 3D emplean una cámara con dos lentes especiales, cuyas cintas se proyectan simultáneamente.

Las primeras gafas fueron las típicas con lentes de dos colores distintos. Esta diferencia en la coloración de las gafas sirve para filtrar de manera distinta los colores que reciben los ojos. De esta manera se engaña al cerebro para poder generar una imagen tridimensional en la pantalla del cine.

Hoy en día ya podemos disfrutar del cine en 3D en nuestro hogares gracias a televisores capaces de mostrar en 3D videojuegos y películas.