La vista cansada una cuestión de altura

Así es, todas las estadísticas y datos hacían pensar que la presbicia se detectaba antes en las mujeres que en los hombres y la tendencia era pensar que tal vez el ojo de la mujer fuera diferente anatómicamente al del hombre o tuviera una capacidad de enfoque diferente, pues bien, la revista Investigative Ophthalmology & Visual, publica un estudio que esclarece este enigma con una sencilla conclusión.

En la Presbicia o vista cansada el desenfoque es mayor en función de la distancia, empeorando cuanto más cerca se tenga que enfocar y es por ello que las personas de menor estatura, tendrán un hábito de lectura con una distancia más corta y por tanto, notarán antes los síntomas.

La teoría que no varia en este estudio, es la edad, la aparición de la presbicia será aproximadamente hacia los 40-45 años, debido a la pérdida de elasticidad del cristalino, la lente natural del ojo que se encarga de enfocar los objetos en función de la distancia a la que se encuentren.

Con la edad, el cristalino pierde elasticidad y capacidad de enfoque, dando lugar a la vista cansada.

Es bueno, pues habituar a los menores a mantener una distancia correcta de lectura o escritura que al menos se encuentre entre los 35-40 cm entre los ojos y el libro, no será una solución preventiva pero si ayudará a retrasar los síntomas.